Sergi Delgado

Imaginación ácida

Muchas veces, un diseño de Sergi Delgado es equiparable a escuchar Feels like we only go backwards de Tame Impala con los ojos cerrados. La huida a un mundo delirante del artista barcelonés nos ha dejado flipando, valga la metáfora. Desde la ilustración hasta el lettering, pasando por el motion graphics, sus obras exploran un mundo de texturas y colores de estilo surrealista, y ahí es donde BenQ tiene algo que decir. Sergi ha trabajado con el monitor BenQ PD2700U, creado especialmente para diseñadores, aprovechando sus herramientas para mimar los pequeños detalles. Le preguntamos cómo llegan de su cerebro a la pantalla estas ideas oníricas. T: Xiana Rodríguez / F: Lucía Valle



Eres un artista multidisciplinar, trabajas a mano y con ordenador. ¿Cómo consideras que disfrutas más y te encuentras más cómodo? En ambos campos. Trabajo saltando entre herramientas digital y analógicas. Cuando me siento limitado en uno, paso al otro y viceversa, dependiendo de las necesidades del proyecto. En mi proceso creativo siempre parto de un pequeño boceto o garabato, para formarme una idea. Siempre necesito garabatear o intentar darle forma con lápiz y papel, aunque el resultado final vaya a ser a ordenador. El hecho de trabajar analógicamente me ayuda mucho más a aclararme las ideas y a crear conceptos.

Sí que es verdad que, en muchos casos y sobre todo en los proyectos comerciales, los timings suelen ser algo ajustados y muchas veces no tengo el tiempo que me gustaría para poder experimentar al máximo. Esto hace que el ordenador sea el medio al que más recurro en el día a día. En los proyectos personales siempre intento huir de este medio digital, aunque lo use en el proceso. Siempre intento trabajar de manera analógica ya que creo que de esa manera suceden más errores (no hay comando Z) ¡y yo soy fan de los errores! Gracias a ellos descubro nuevas rutas de experimentación o caminos que jamás hubiese pensado.

Sergi, has probado el monitor BenQ PD2700U, ¿qué aspectos de éste crees que potenciarán más tus diseños? El poder trabajar con buenas herramientas. Al final en mi trabajo paso muchas horas pegado a la pantalla. Antes hablábamos de trabajar a mano o a ordenador, pero al final es inevitable usar el ordenador, no solo para crear, sino para el día a día, ya sea contestar mails, o gestionar tu empresa. El poder trabajar con esta pantalla hace que pueda cuidar mi vista, que es algo indispensable para mi trabajo. También es importante la altura de la pantalla, que me permite tener una buena posición mientras trabajo. Son pequeños detalles que pasan desapercibidos en el día a día pero que a la larga son los que pueden pasar factura.

El monitor tiene una resolución UHD 4K, ¿cómo notas esto en la profundidad de las texturas, que son tan importantes en tu trabajo? La pantalla para mí es un lienzo. Un monitor con estas prestaciones me permite trabajar con más precisión en trabajos que lo requieren. A menudo tengo que realizar trabajos con detalles y texturas, y para mí es importante poder tener una alta calidad en todo el proceso de creación También esto me permite poder trabajar al milímetro sin necesidad de ampliar. El tener una pantalla grande, me ayuda a tener una mesa de trabajo más grande. Todos sabemos que no es lo mismo trabajar en un escritorio pequeñito que ponerse a trabajar en una mesa de 2 m x 2 m, las ideas fluyen mejor. En la pantalla pasa lo mismo, el workflow te permite trabajar mucho más rápido.


Se trata de un monitor con 10 bit IPS ¿cómo afecta eso a la precisión del color que necesitas? Creo que un monitor de estas características ayuda mucho a mimar los pequeños detalles. Es muy importante una vez se crea algo el poderlo mirar con perspectiva y dedicarle el tiempo que se merece, ya que es en los pequeños detalles donde realmente consigues diferenciar tu trabajo del resto, y así poder destacar con tu esencia. Evidentemente en los trabajos profesionales la exigencia es muy alta y es por ello por lo que necesito poder visualizar las cosas de la manera precisa, y evitar sorpresas de última hora. Un monitor con esta precisión me permite trabajar con más seguridad.

¿Cuáles son los proyectos que más te motivan? Proyectos con marcas, tipografía, lettering... Los proyectos que más me motivan son los proyectos personales sin duda. Son donde más puedo experimentar, plasmar más lo que siento, suelen ser más emocionales, y también más artísticos, ya que no existe la figura del cliente, los cambios los eliges solo tú y no hay timings ajustados. Estos proyectos personales son los que me permiten experimentar y evolucionar mi trabajo, me ayudan a definirme, a ir creando mi discurso, etc.  Gracias a los proyectos personales también se nutren los otros trabajos comerciales y de marcas, ya que cuando contactan conmigo, en el brief suelen mostrar como referencia estos autoproyectos.

"Creo que lo importante es mirar hacia donde nadie mira. Si siempre nos inspiramos en lo mismo, o todos los diseñadores beben siempre de la misma agua, acabaran haciendo copias similares. Las redes sociales han ayudado mucho al sector del diseño gráfico, pero también han hecho mucho daño"

Los efectos de las drogas alucinógenas son un concepto recurrente en tu trabajo. LSD, ranas psicodélicas, ácido o setas se encuentran entre tus obras, que acaban por vertebrar una huida a un mundo delirante. Explícanos qué te atrae tanto de esta idea. (Risas) Creo que ahora es cuando debo aclarar que no consumo drogas alucinógenas… La razón es que creo que mi mente ya tiene suficiente con lo suyo. Dicho esto, y respondiendo a tu pregunta, creo que la psicodelia, el op art y otros movimientos artísticos son un medio que permite expresar mi trabajo de una manera más abstracta desde un punto de vista onírico. Realmente la inspiración me viene en muchos casos dado por la música. Soy un fan de la música en general y esto hace que me inspire a la hora de trabajar… Tame Impala, Metrónomy, Mac Demarco, los Beatles, etc, grupos de rock psicodélico, hacen mucha mella en mí… Una de mis metas es poder trabajar para la música, por eso creo que mi trabajo fluye hacia ese estilo surrealista. También creo que el arte, la ilustración en este caso, nos brinda la oportunidad de ir más allá de la realidad, huir un poco de lo establecido y poder crear mundos oníricos y fantasiosos. De pequeño leía muchos comics, quizás por eso me gusta crear mis propias historias. A veces intento buscar con algunos de mis diseños transportar al espectador a mi visión del mundo, un filtro para ver la realidad de otra manera.

En tu cuenta de Insta vemos que encuentras inspiración en detalles bastante random del día a día pero, ¿de dónde bebe tu estilo? ¿Cuáles son tus referentes? Uno de mis referentes es la música. Aun así, intento inspirarme de lo que sea. La Naturaleza es una de mis grandes fuentes de inspiración. En concreto me encanta un factor: muchas veces la vemos como un caos orgánico de desorden, pero como ya sabemos no hay nada más perfecto, más pautado que la Naturaleza. Me encanta encontrar la geometría en ella. Las propias matemáticas están ahí, así como los algoritmos, la proporción áurea, las espirales, ondas, fractales, texturas. Todo aquello que pensamos que es un caos, como las ramas de un árbol, tiene sus patrones y algoritmos, es ahí donde reside la pureza de las cosas.

Hace unos años tuve el placer de trabajar en Vasava. Ahí me topé con grandes compañeros y amigos como Miguel Ángel (@fazeaction) y Adria Molins (@adriamolins), que me descubrieron lo que era el creative code. Nunca llegué a aprender el código, pero sí que empecé a ver el diseño gráfico desde otra perspectiva. Esto hizo que mi trabajo evolucionase de una manera vertiginosa.